Curiosidades

Gisel Rach, una de las enfermeras que lo atendió, explicó en una publicación en Facebook, que ha sido compartido más de 100 mil veces y tiene más de 26 mil comentarios, que en la noche del miércoles pasado el hombre llegó “a la guardia por una “cefalea” y lo pongo entre comillas porque ¿saben cuál era su verdadera dolencia? Hoy cumple 84 años y no quería estar solo”.

Al descubrir que el hombre no tenía un dolor real, sino que estaba fingiendo, varias enfermeras se unieron y le compraron “una minitortita”, además de usar varios guantes como globos, con mensajes para el señor. Según contó Rach, el abuelo “no tuvo hijos y su compañera de vida se fue hace 4 años. Sus hermanos fallecieron todos, él era el menor de ellos”.

La enfermera relata en su corto texto lo satisfactoria que resultó “la cara de este hombre y sus ojos llenos de lágrimas de tanta emoción por algo tan simple como esto no me lo olvido NUNCA más. Uno de sus deseos fue que el próximo año le pase lo mismo”.

Cientos de miles de personas han comentado el post, que con más de 190 mil reacciones se ha convertido en viral, deseándole un feliz cumpleaños a Óscar y solidarizándose con el hombre, además de agradecer también el trabajo de las tres enfermeras que se preocuparon porque el abuelo pasara un día diferente.

Con información y foto de: El Espectador